Salve católico.

Oraciones poderosas del Gloria 2019-03-07

La oración del Salve Católico, es dedicado totalmente a la Virgen Inmaculada, Madre de Dios y Madre de todos nosotros, quien desde las alturas sublimes vuelve sus ojos de compasión hacia nosotros, quienes llenos de confianza en su bondad y conociendo bien su poder, le rogamos que nos brindes su ayuda en el viaje de la vida.

El cual está tan lleno de peligros para nuestra alma, para que nunca podamos ser esclavos del diablo por el pecado, sino que podamos vivir con el corazón humilde y puro, por ello nos encomendamos totalmente a ella.

Consagrando nuestro corazón para siempre, donde nuestro único deseo es amar a su divino Hijo, Jesús, es María, quien nunca ha dejado que ninguno de sus siervos devotos perezca sin ser partícipe de su gracia.

Salve católico.

El salve católico como boletín de salvación de nuestra alma.

En lo profundo de nuestro corazón meditamos el Salve católico sobre la vida del Hijo que María trajo al mundo, dándonos su visión de Jesús y pidiéndole al Padre que abra nuestros corazones, para que siempre podamos ver su presencia en nuestras vidas y el poder del Espíritu Santo y de esta manera llevarnos a la alegría y la paz del reino, donde Jesús es el Señor.

Al rezar nos dedicamos a su servicio, concentrando nuestras mentes, corazones y cuerpos, que prometemos poner a trabajar siempre para la gloria de Dios y la salvación del hombre, protegiendo a los jóvenes y a la ayuda de los ancianos, salvando a los pecadores y consolando a los moribundos.

Depositamos con la oración nuestra esperanza, en María, Madre de la Misericordia y Puerta del Cielo, quien ruega a su Hijo por nosotros para que podamos estar llenos de caridad desinteresada y profunda fe, pidiéndole a Jesús las cosas que no podemos obtener a través de nuestras propias acciones y ayudando en esto nuestra necesidad presente, para que siempre veamos la voluntad del Padre de nuestras vidas.

Oración del Salve Católico.

Rezar es nuestra manera de agradecer y bendecir a nuestro corazón misericordioso por habernos dado a María santísima como nuestra Madre, Maestra y Reina, dejando que Jesús desde la cruz nos pusiera a todos en sus manos, fue el quien nos otorgó un gran corazón, mucha sabiduría y un inmenso poder.

Que sea toda la humanidad quien a través del salve católico la conozca, oremos por y para ella, que todos nos dejemos llevar por ella a Jesús, quien es el Salvador de la humanidad.

Con la oración nos ponemos en sus manos como se puso él se puso sobre las manos de Dios Padre, con su amor y el de su madre podremos vivir tranquilo en el honor y gracia de su amor aun después de nuestra muerte y por toda la eternidad.

Recordemos que fueron Jesús y María, quienes intercedieron ante Dios para la salvación y perdón de los pecados de la humanidad, aun cuando fue la misma quien llevo a su único y bendecido hijo hacia el calvario de la Cruz.

Mas Oraciones
San Judas Tadeo

Realiza un comentario