Oraciones a San José

2020-08-01

Venda su casa en días y obtenga una oferta en efectivo.

prayer to saint joseph 30 days

Conserva y aumenta en mí el espíritu de oración y fervor en el servicio de Dios. Tú eres el fiel protector e intercesor de todos los que te aman y veneran. sabes que tengo una confianza especial en ti y, después de Jesús y María, deposito en ti toda mi esperanza de salvación, porque eres todopoderoso ante Dios y nunca abandonarás a sus fieles siervos.

Por lo tanto, humildemente te invoco y me encomiendo, junto con todos mis seres queridos y todas mis posesiones, a tu segura protección y poderosa intercesión. Te suplico, por el amor de Jesús y María, no me abandones durante la vida, y ayúdame en la hora de mi muerte. Ave María llena eres de gracia; el Señor está contigo; Bendita tú entre todas las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre, Jesús. Animado por esta promesa, vuelo hacia ti, oh santo José, padre adoptivo de Jesucristo y casto esposo de la Santísima Virgen María, suplicándote por el tierno amor que tuviste a ambos, que me concedas tu amor y tu misericordia. Consuélame en mi prueba y aflicción actuales y alcánzame, por medio de Jesús y María, que Dios Padre pueda conceder mi petición.

Ejemplo de una novena de 30 días a San José

prayer to saint joseph 30 days

Revelación privada sobre San José

Si nuestro Salvador bendijo a los pastores, los Magos, Simeón, Juan el Bautista y otros, porque saludaron su presencia con corazones devotos durante una breve hora, cuánto más te bendijo a ti que te has santificado durante tantos años en Su compañía y la de Su Madre? De una manera más directa, compartiste el apoyo, la educación y la protección del Niño Divino como su padre adoptivo. Con este propósito, el Padre Celestial te dio un corazón genuino de padre, un corazón lleno de amor y abnegación. Con el trabajo de tus manos estabas obligado a ofrecer protección al Divino Niño, procurarle alimento, ropa y un hogar. Fuiste verdaderamente el santo de la santa infancia de Jesús, la providencia viviente creada que velaba por el Niño Jesús.

Como el antiguo José no rechazó a sus hermanos culpables y crueles, sino que los aceptó con amor y los protegió y los salvó del hambre y la muerte, te ruego, oh glorioso patriarca, que por tu intercesión conceda que el Señor nunca me abandone este exiliado valle de dolores. Haz que pueda vivir siempre bajo la protección de este patrocinio, todos los días de mi vida y particularmente en ese momento en que respiro mi último aliento. Oh, JESÚS, por medio del Inmaculado Corazón de María, te ofrezco mis oraciones, obras, alegrías y sufrimientos de este día por todas las intenciones de tu Sagrado Corazón, en unión con el Santo Sacrificio de la Misa en todo el mundo, en reparación. por mis pecados, por las almas santas del purgatorio, por las intenciones de todos nuestros asociados y benefactores, y por las intenciones del Santo Padre. La oración de treinta días a San José se puede ofrecer en cualquier 30 días del año por cualquier intención especial.

Creemos en la Santísima Trinidad y no adoramos ídolos. Pongo toda mi confianza y fe en san José. He estado orando durante semanas para vender esta casa sin resultados, pero no santa rita me rendiré. Sé en mi corazón que mis oraciones serán contestadas. Oh glorioso San José, he aquí que te escojo hoy como mi patrón especial en la vida y en la hora de mi muerte.

ii) Glorioso San José, esposo de la Santísima Virgen María y padre virginal de Jesús, mírame y cuida de mí; guíame por el camino de la gracia santificante; presta atención a las urgentes necesidades que ahora te ruego que envuelvas entre los pliegues de tu manto paternal. Descarta esos obstáculos y dificultades que se interponen en el camino de mi oración y concede que la feliz respuesta a mi petición sirva para mayor gloria de Dios y mi salvación eterna. Como prenda de mi eterna gratitud, prometo difundir la palabra de tu gloria mientras ofrezco gracias al Señor por haber bendecido tanto tu poder y fortaleza en el cielo y la tierra.

  • Hubo una íntima unión de corazón y mente entre los miembros de su Sagrada Familia.
  • Su vida familiar en Nazaret estaba radiante con la luz de la caridad divina.
  • Sé mi guía infatigable en el camino de la virtud y la piedad, y haz que, después de haberte seguido fielmente por el camino de la justicia, pueda recibir tu poderosa protección en la hora de mi muerte.
  • Y María te mostró todos los signos de respeto y amor de una esposa devota.

San José es el patrón de los que tienen dudas, así como de los viajeros y los que buscan alojamiento. Con el amor incondicional y la ayuda de muchos en la universidad, soy testigo de la respuesta de mi oración a San José de muchas maneras. El Señor crea circunstancias en las que se satisfacen nuestras necesidades. Dios siempre revela su existencia de una manera que podamos comprender.

prayer to saint joseph 30 days

Lo que los humanos consideran coincidencias aleatorias son realmente parte del plan de Dios para nosotros los creyentes. Cuando me fui a Macao, solo tenía los medios que me permitirían sobrevivir unos días. Después de repetidos incidentes desagradables, decidí dejar a mi madre y su familia.

Envía un solo suspiro al Corazón de tu amado Jesús, presentándole amorosamente mi petición; entonces ciertamente lo obtendré y seré consolado en mi angustia. Obtén también para mí, pobre pecador pero sin embargo tu fiel y fiel cliente, una participación en tus bendiciones, la gracia de imitarte con ardor y de amar y secar fielmente a Jesús, a María y a ti mismo, y sobre todo la alegría de morir en tu santo. Miraste la eternidad y tu recompensa eterna con confianza.

Tal incidente me motivó a contactar a mi padre. Él dijo: “Te he dado oraciones a la virgen maria todo lo que pude y el universo te ayudará si sigues tu corazón”.

No estaba de acuerdo con su ideología pero interpreté su “universo” como mi Dios, Jesucristo. Entonces pensé que había llegado el momento de buscar Su guía. el Señor está contigo; Bendita tú entre todas las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.

¡Los católicos no rezamos a los santos! Pedimos que los santos nos mantengan en sus oraciones continuas por ciertas intenciones. Que oren por nosotros al Señor nuestro Dios Padre y que oremos en el nombre de Jesús. Por favor, no le digas a la gente que oramos a nadie más que al único Dios verdadero y al Hijo del Hombre.

Realiza un comentario