Oración cristiana

2020-09-10

short prayers to the virgin mary

A ti enviamos nuestros suspiros, lamentándonos y llorando en este valle de lágrimas. Vuelve, pues, misericordioso abogado, tus ojos de misericordia hacia nosotros, y después de este nuestro destierro, muéstranos el fruto bendito de tu vientre, Jesús. Ruega por nosotros, santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Cristo. Santísima e Inmaculada Virgen, Auxiliadora, nos ponemos bajo tu protección maternal.

short prayers to the virgin mary

Lleva nuestras oraciones dentro del santuario de la audiencia celestial y saca de él el antídoto de nuestra reconciliación. Que los pecados que llevamos ante Dios Todopoderoso por ti, sean perdonados por ti; Que lo que pedimos con certeza te sea concedido. Al atardecer, oyeron al SEÑOR Dios pasearse por el jardín, y se escondieron entre los árboles.

La resurrección de Jesús se ve como la promesa, las “primicias” de lo que es posible para todos los seres humanos: la resurrección a una vida eterna con Dios. gloria oracion Esto es, por supuesto, una cuestión de fe, no algo que pueda demostrarse. Pero la reconciliación con Dios está en el corazón de la historia de la Pascua.

A lo largo de la historia de la Iglesia, habéis ayudado a los cristianos en tiempos de prueba, tentación y peligro. Una y otra vez, has demostrado ser el Refugio de los pecadores, la Esperanza de los desesperados, el Consolador de los afligidos y el Consolador de los moribundos. Prometemos ser fieles discípulos de Jesucristo, tu Hijo, para proclamar Su Buena Nueva del amor de Dios por todas las personas y trabajar por la paz y la justicia en nuestro mundo. Con fe en tu intercesión, oramos por la Iglesia, por nuestra familia y amigos, por los pobres y abandonados, y por todos los moribundos. Concede, oh María Auxiliadora, las gracias que nos necesitan.

short prayers to the virgin mary

Amorosa madre del redentor

Te lo ruego, escucha atentamente las oraciones de este tu siervo, un miserable pecador. Dispersa las tinieblas de mis pecados con los brillantes rayos de tu santidad para que sea agradable a tus ojos. Esté siempre dispuesto a ayudarnos cuando oramos y tráiganos las respuestas a nuestras oraciones. Haz que tu continuo cuidado sea orar por la virgen de guadalupe el pueblo de Dios, tú que, bendecido por Dios, mereciste llevar al Redentor del mundo, que vive y reina, por los siglos de los siglos. Acepta, entonces, los pobres agradecimientos que tenemos aquí para ofrecerte, aunque no sean iguales a tus méritos; y, recibiendo nuestros votos, obtén por tus oraciones la remisión de nuestras ofensas.

La fe en un Dios que escucha nuestras oraciones y gobierna la naturaleza y la historia a la vista de ellas se basa en nuestra fe en que Dios realmente envió a Jesús como el salvador de nuestro mundo. La fe, a su vez, se basa en nuestra convicción de que Dios lo levantó de entre los muertos al tercer día. No puede probar que nuestras oraciones marcan la diferencia o que no hacen ninguna diferencia.

De Cristo a María en la tradición católica romana

Que podamos servir a Jesús con fidelidad y amor hasta la muerte. Ayúdanos a nosotros y a nuestros seres queridos a alcanzar el gozo ilimitado de estar para siempre con nuestro Padre celestial. Dios te salve, María por quien añoramos con cariño y por quien obtenemos el perdón. Tú eres nuestra luz en la incertidumbre, nuestro consuelo en el dolor, nuestro consuelo en la prueba y nuestro refugio de todo peligro y tentación. Tú eres nuestra esperanza segura de salvación, solo superada por tu Hijo unigénito.

Si eso es lo que hacemos cuando cuestionamos la validez de la oración, estamos cuestionando el carácter de Dios. Cuando ora conociendo al Dios que contesta las oraciones, su fe aumentará. Sin embargo, el llamado Seminario de Jesús, que se reunió en Atlanta el pasado fin de semana, también decidió que las frases “santificado sea tu nombre. perdónanos nuestras deudas ”reflejan fragmentos de las oraciones del Jesús histórico. El evento de Pascua que los cristianos celebran en todo el mundo en esta época del año se trata de la resurrección de Jesús después de su muerte violenta en la cruz tres días antes.

  • Única entre las mujeres, eres madre y virgen; madre de Cristo y virgen de Cristo.
  • Gracia Señora, usted es madre y virgen; eres la madre del cuerpo y el alma de nuestra Cabeza y Redentor; también eres verdaderamente madre de todos los miembros del Cuerpo Místico de Cristo.
  • Dios nos ha confiado a tu cuidado y amablemente concede cualquier solicitud que le hagas en nuestro nombre, si es de acuerdo con Su Divina Voluntad.
  • Porque a través de tu amor habéis cooperado en la procreación de fieles en la Iglesia.

El SEÑOR Dios llamó a Adán: “¿Dónde estás?” Él respondió: “Te escuché, así que me escondí. Tenía miedo porque estaba desnudo”. Además, cuando no pasamos tiempo con Dios en oración, nos privamos de una rica vida espiritual. Ahora, hablemos un poco sobre lo que Dios quiere que oremos. Las oraciones toman muchas formas diferentes en nuestro mundo. Algunas personas, como los budistas tibetanos, escriben sus oraciones en pequeños trozos de papel y las colocan en una rueda de oración.

¿Cómo lidia Dios con las oraciones de dos ejércitos opuestos, o dos equipos opuestos, ambos pidiendo su ayuda para ganar? Si él es todopoderoso y amoroso, ¿por qué tantas oraciones sinceras parecen quedar sin respuesta? ¿Y las oraciones de personas de diferentes religiones? Además, ¿por qué un Dios soberano y omnisapiente debería siquiera escuchar nuestras oraciones si ya sabe lo que es mejor? Todas estas preguntas pueden impedirnos orar, si cuestionamos el carácter omnisciente, omnipotente y omnipresente de Dios.

Mientras la rueda gira, supuestamente se rezan las oraciones. Algunos pueblos originarios de Centroamérica crean figurillas que representan las cosas por las que están orando. Aún otras culturas intentan orar usando sonidos místicos reunidos en patrones precisos para comunicar sus preocupaciones a sus dioses. Tratar de comprender cómo funciona la oración parece dar lugar a más preguntas que respuestas. ¿Cómo, por ejemplo, puede Dios escuchar un par de miles de millones de oraciones al mismo tiempo y responder a todas?

Realiza un comentario